facebook twitter google linkedin Share

 

En octubre de 2013 Dell anunció que su fundador, Michael Dell y el fondo de inversión Silver Lake Partners, compraban la totalidad de la compañía, sacándola de los mercados y convirtiéndola así en una firma privada. La adquisición combinada se estimó en USD 25.000 millones.

Michael Dell dijo entonces que gracias a esto, la compañía iba a ser más libre. “Creo que los mercados públicos no tienen la visión a largo plazo que yo tengo como fundador de la compañía”. El convertirse en una empresa privada le iba a dar “la libertad y la flexibilidad de continuar evolucionando el negocio y centrarse en objetivos largoplacistas”.

En definitiva, liberarse de la presión de los mercados, siempre pendiente de los resultados inmediatos, del beneficio y del aumento del valor de la acción, daba a Dell la libertad de convertirse en un gigante de la forma que mejor les viniera en gana a sus copropietarios.

Cinco años después, adquisición multimillonaria (USD 67.000 millones) de EMC mediante, Dell vuelve a convertirse en una empresa pública.

El señor Dell y Silver Lake saltarán juntos al parqué como parte de una operación más extensa. La compañía comprará acciones valoradas en USD 21.700 millones y a cambio ofrecerá títulos públicos en el índice bursátil NYSE. El plan de intercambio de acciones, que ya es público, ayudará a Dell saldar su deuda derivada de la compra de EMC.

Dell ha estado evaluando diferentes formas de volver a cotizar. Algunos medios hablaron incluso de la posibilidad de venderse a VMware en un movimiento bastante inusual parecido a una fusión a la inversa.

Silver Lake, que actualmente tiene el 24% de acciones comunes de Dell Technologies, mantendrá su inversión completa en la firma.
 

 

 


 

 
 
 
 






 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 fierros mundo constructor 

 

computerworld.com.ec

Copyright © 2018 Computerworld