facebook twitter google linkedin Share

La marca surcoreana eligió India para producir más dispositivos de su gama baja, los que cuestan cerca de USD 100.

La firma surcoreana de electrónica de consumo Samsung abrió en India como la sede de la fábrica de smartphones más grande del mundo.

En un evento en el que estuvieron presentes el primer ministro de la India, Narendra Modi, y el presidente de la República de Corea, Moon Jae-in, la marca inauguró las instalaciones en Noida, un conglomerado urbano cerca de Delhi.

Esta planta de 14 hectáreas, que representó una inversión de USD 729 millones, se dedicará a producir 120 millones de dispositivos de gama baja, es decir, los que se ubican en un rango de precio de USD 100.

Según reportan las agencias Reuters y Xinhua, el 70% de los teléfonos producidos en India se venderán en el mercado interno.

 

 

Fuente: Entrepreneur
  

 

 
 
 
 
 
 
 
 






 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 fierros mundo constructor 

 

computerworld.com.ec

Copyright © 2018 Computerworld