facebook twitter google linkedin Share


Cada día más dispositivos están conectados a internet, no solo activos productivos sino diferentes tipos de equipos instalados en hogares y empresas. La domótica y el IoT, estrechamente relacionados entre sí, permiten que muchos equipos, antes no controlados ni monitoreados,  se conecten a la nube y por ende puedan entregar y recibir información valiosa e importante. Esta data permitirá tomar decisiones inmediatas que aumentan la productividad, eficiencia y seguridad de los procesos corporativos. Es por esto que las soluciones IoT se han convertido en proyectos estratégicos en las organizaciones.

Ahora bien, ¿cuál es la importancia real de los sistemas IoT en las empresas de la región? Según Luiz Zimmermann, gerente de Ingeniería de Aplicaciones en Furukawa Electric LatAm, si se considera el internet de las cosas en Latinoamérica se puede asegurar que es una necesidad el uso de estas aplicaciones y los datos que proveen las plataformas IoT. La gran fortaleza para las compañías es el uso de datos que antes eran obsoletos y aislados, y que ahora, en base a modelos matemáticos específicos, se puedan predecir eventos de diferente tipo, incluyendo capacidades de producción, posibilidad de fallas, etc.

Asimismo, Zimmermann aconseja planificar el alcance y los beneficios, y tener disponible una cadena de partners para apoyar en cada fase de implementación. “Una infraestructura robusta con una red de baja latencia en fibra óptica ofrece el nivel de conectividad necesario para ecosistemas IoT y es clave para aplicaciones con IA con alta seguridad”, profundiza.
 
Por su parte, Francisco Córdova, presidente de TOTALTEK, asegura que antes de un análisis de adopción de estas tecnologías, es importante saber qué se quiere monitorear y qué información se desea analizar. Así también, la  confiabilidad de la información que estos dispositivos entregarán, misma que dependerá del nivel de importancia de lo que se pretenda controlar.
 
“El IoT puede estar en la industria, hogares, vehículos, carreteras, haciendas, plantaciones, etc. Para definir qué hacer, se debe tener un enfoque claro de los procesos y eventos importantes que se quieren medir, a fin de que estos equipos interactúen con el entorno mediante el envío y recepción de información relevante”, amplía. 
 
Así, cada dispositivo puede sensar o controlar algo como temperatura, niveles de líquidos, humedad, niveles de lluvia, velocidad, presión, caudal, entre muchos otros parámetros. Esta información deberá ser enviada, a través de los canales de comunicación adecuados, a plataformas que permitirán hacer monitoreo y análisis de la información y de los equipos.


Más información

IoT y Gemelos digitales ecosistema empresarial del futuro






 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 fierros mundo constructor 

 

computerworld.com.ec

Copyright © 2018 Computerworld