facebook twitter google linkedin Share

Monseñor Paul Tighe, quien ayudó a desarrollar la presencia en línea del Papa Francisco, instó al clero católico de todo el mundo a que adopte las redes sociales para llegar a los creyentes y no creyentes.

“Desafortunadamente, los jóvenes tienen menos presencia en nuestras iglesias”, dijo a Reuters Tighe, secretario del Consejo Pontificio para la Cultura, en una conferencia de tecnología en Lisboa.

“Las redes sociales son un mecanismo que nos permite entablar conversaciones, relacionarnos con personas que de otra manera nunca se cruzarían con nosotros”, agregó.

El Papa Francisco tiene casi 18 millones de seguidores en Twitter y sus publicaciones son ampliamente compartidas, pero no todos los líderes de la iglesia están siguiendo su ejemplo, dijo Tighe.

“Al principio, algunos católicos dijeron que las redes sociales eran desagradables y que debíamos mantenernos al margen”, explicó. “Hemos estado tratando de convencerlos de que el ámbito digital es una parte muy importante de la vida de la gente”, subrayó.

“Tuvimos que aprender a escuchar a las personas más jóvenes que viven en ese entorno (digital) y a entender lo que les resulta útil”, concluyó el religioso.

Fuente: Reuters

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 






 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 fierros mundo constructor 

 

computerworld.com.ec

Copyright © 2018 Computerworld