facebook twitter google linkedin Share

 

El mercado tiene como principal objetivo poner en contacto a los vendedores con potenciales clientes para crear un medio de intercambio de bienes y servicios, que favorece ambas partes. Tradicionalmente, nuestro entendimiento del tema se ha centrado en lugares físicos. Sin embargo, esta noción limitada ha sido seriamente cuestionada, pues los consumidores, tecnologías y productos han evolucionado. Lo material ahora sólo constituyen una parte de ella. 

 

 

 

Aunque el trueque es esencial para el funcionamiento del mercado, los canales de venta se han transformado con formas más directas para acercarse al consumidor: Internet o el non-store retailing. Sin duda alguna, ahora es una tendencia en toda la región, la cual se refleja en cifras de crecimiento.

 

 

El comercio electrónico en América Latina ha aumentado de manera exponencial en los últimos años, alcanzando tasas promedio del 20% anual. La proyección para el 2018 es que el volumen de transacciones llegue a los USD 100.000 millones, según estimaciones de la consultora eMarketer. Para ese mismo año, se espera que la mitad de los internautas latinoamericanos realicen compras en línea.

 

 

El non-store retailing, a pesar de tener actualmente una participación de menos del 6% del ‘market share’ del retail de la región, evidenció un boom en la región: su crecimiento anual promedio en los últimos cinco años fue del 10,6%; mientras que el del store-based retailing fue de apenas del 5,5%.

 

 

Estos datos plantean un escenario bastante prometedor para cualquier empresa que desee trabajar en e-commerce en Latinoamérica; sin embargo, este sector tiene ciertas peculiaridades que son importantes de conocer.

 

¡Lee el artículo completo, aquí!







 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín

abordo fierros mundo constructor 

 

computerworld.com.ec

Copyright © 2018 Computerworld