facebook twitter google linkedin Share
 

El control de acceso depende de una tarjeta de banda magnética, que al pasar sobre lector enciende la luz verde, y concede el acceso. La habitación es oscura, y solo se distingue al fondo la fría iluminación de una pantalla. Al tomar contacto con la misma, el lugar se ilumina por completo, y una llamada entrante nos avisa que en Guayaquil nos están esperando.

 

Respondemos. Y ante nosotros se iluminan tres grandes pantallas. Tomamos los asientos que nos corresponde e iniciamos con la entrevista. El entorno virtual es casi imperceptible: la tecnología se ha hecho presente con soluciones que conectan espacios físicos, y la clave de ello son los métodos de inmersión. Estos se vinculan directamente al audio y video de alta calidad, el espacio y su iluminación, lo que brinda una experiencia sensorial que se acerca a la realidad.

 

Preguntas, respuestas, conclusiones… es tiempo de terminar la entrevista. Mientras muevo mi mano derecha como diciendo adiós las pantallas se apagan. Nos levantamos de nuestros asientos y la luz de la habitación decrece hasta apagarse. La puerta se cierra detrás de nosotros, a la espera de que pronto llegue alguien que la vuelva a necesitar o se pregunte de la importancia del lugar.

 

Al interior del edificio Pucará en Quito y en el edificio Aeropuerto en Guayaquil, Movistar instaló las primeras salas de telepresencia inmersiva en Ecuador.

 

El mundo de los negocios requiere agilidad, flexibilidad, y sobre todo instantaneidad. Las decisiones tienen que tomarse lo antes posible, pero en la mayoría de casos, las distancias físicas aún son un obstáculo que limitan el contacto personal, y pueden repercutir de forma colateral en sus objetivos.

 

 

Los beneficios de la telepresencia

 

  • TIEMPO: los asistentes a una reunión necesitan movilizarse, y esto implica tiempo perdido para la empresa; aún más cuando las distancias son grandes, y requieren viajes premeditados.
  • COSTOS: mover un grupo de personas de un lugar a otro implica costos, dependiendo de su número, el tiempo de estadía, y el medio de transporte, su precio se incrementará sustancialmente.

 

 

 

  • COLABORACIÓN: la sala brinda facilidades para la colaboración e interacción entre distintos espacios. Así es factible trabajar sobre los  mismos documentos, tal como si estuvieran presentes.
  • MOVILIDAD: a través de dispositivos móviles es factible participar dentro de la sala, en el caso de que una persona no pueda asistir a la sala.

 

 

LA REALIDAD  INMERSA DE UNA SALA

 

Video: La sala está constituida por 3 pantallas de tamaño real,  posicionadas horizontalmente, lo cual brindan un efecto de continuidad, como si de una mesa redonda se tratase.  En la parte inferior, una cuarta pantalla sirve de monitor, con el fin de que los asistentes puedan visualizar documentos, además de brindar conectividad a laptops.

 

 

 

Audio: el sistema de sonido está diseñado bajo una arquitectura  envolvente y de alta calidad,la cual direcciona el audio en  dependencia de la persona que interactúe, y en cuál de las tres       pantallas se ubica. Con el fin de prestar la mayor calidad posible se utilizan 3 micrófonos de alta fidelidad, los cuales están distribuidos a lo  largo de la mesa semicircular.

 

 

Interacción: Sobre el escritorio se ubica el mando central, el cual se encarga  de administrar la conectividad. Este dispositivo posee herramientas que permiten distinto tipo de colaboraciones, como la edición de documentos compartidos entre salas.  Pueden integrarse a la intercomunicación personas que no estén en la sala, a través de una conexión de red. Se pueden utilizar dispositivos como smartphones, laptops, tablets u ordenadores. El sistema de telepresencia identifica cuando una persona interactúa, y lo sitúan en el primer plano de la pantalla, mientras que al estar inactiva, lo coloca en un recuadro inferior.

 






 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 fierros mundo constructor 

 

computerworld.com.ec

Copyright © 2021 Computerworld